RESPONSABILIDAD SOCIAL
1 diciembre, 2016
0

En los últimos años las preocupaciones ambientales han aumentado exponencialmente, siendo unos de los tantos factores la quema de llantas la cual afecta directamente a la naturaleza y en consecuencia a la salud del ser humano. Una alternativa a este problema es elegir un neumático reencauchado ya que no sólo ayuda a reducir la contaminación del medio ambiente, sino que garantiza un enorme ahorro de recursos naturales y energía. Reemplazar los neumáticos gastados por neumáticos nuevos, significa un costo considerable. El desecho de los neumáticos gastados genera un daño al medio ambiente. La solución es el reencauche, que permite reutilizar los neumáticos con ahorros económicos significativos,

ya que un neumático reencauchado cuesta aproximadamente 30% de un neumático nuevo. Los neumáticos nuevos con carcasas de calidad, tienen el potencial de ser reencauchadas varias veces y al mismo tiempo protegen el medio ambiente al reducir los desechos generados. El reencauche además se puede hacer en diferentes diseños, sin tener en cuenta el diseño de la llanta original; disminuyendo los desechos sólidos (impacto ambiental), y contribuyendo al ahorro de energía, pues reencauchar conserva cientos de millones de galones de petróleo cada año.